Pixeles y puntos por pulgada

PPI o DPI. ¿De qué hablas?

¡Se ven píxeles como puños! Seguro, seguro, seguro que alguna vez lo has escuchado (si no eso en concreto algo parecido), pero ¿Sabes a qué se refiere? ¿Sabes qué son los píxeles? Vamos a hablar un poco del tema y a aclarar ciertas dudas.

Lo primero es saber qué es una pulgada. Pues es una medida de longitud que equivale a 2,54cm. No vamos a entrar en más detalles.

Lo segundo es saber qué es un píxel. Resumiendo muy mucho un pixel es un punto que tiene un color concreto. Es la unidad mínima y más básica de una imagen digitalizada o impresa, al igual que un átomo es la unidad mínima de la materia. Además no tiene tamaño, si no que lo podremos calcular dado el tamaño de la imagen final y su resolución.

Estamos muy acostumbrados a escuchar la palabra píxel cuando hablamos de monitores, teléfonos, tablets, portátiles… Los píxeles forman las imágenes que vemos en las pantallas de estos dispositivos, al igual que los puntos forman las imágenes que van impresas en periódicos, revistas o catálogos. Básicamente píxeles y puntos son lo mismo, solo depende del medio en el que se muestran.

Teniendo estas definiciones claras es el momento de aclarar las siglas que nos han traído hoy aquí:

PPI -> Pixel per inch (o PPP: Píxel por pulgada en español).

DPI -> Dot per inch (o PPP: Punto por pulgada en español).

Estas siglas vienen a indicar cuántos de estos píxeles hay dentro de una pulgada cuadrada y de este número depende que la imagen se vea clara o borrosa, nítida o con ruido. Vamos a poner un ejemplo práctico porque lo entenderemos mejor.

Pixeles y puntos por pulgada
A nuestro compi Bill se le ven los píxeles a medida que agrandamos su foto.

Tenemos una foto que hemos echado con el móvil de cuando fuimos al pueblo de la suegra. Vemos la foto en el móvil y se ve perfecta. Nos la llevamos al ordenador y la vemos en el monitor, se sigue viendo genial. Ahora la ponemos en la tele nueva, de 55′ (un caprichito de Navidad) y ya se ve peor, se ve como borrosa. El último paso es ponerla en el proyector de nuestro vecino (ese que ve las pelis por la noche con el volumen tan alto) y aquí, literalmente, vemos cómo la imagen está formada por cuadraditos de colores. Esos son los píxeles. Los famosos píxeles.

¿Qué ha pasado con nuestra foto? Pues cuando hiciste la foto con el móvil se hizo con una resolución adecuada para verla en tu smartphone. Vamos a suponer que se hizo de 1080×720 píxeles (esto es la resolución) y la pantalla de tu móvil tiene aproximadamente 15cm de ancho. Si hacemos un cálculo rápido tenemos 1080 píxeles en 15cm, así que cada uno mide (150mm/1080) 0,14mm. Tan pequeño que el ojo humano no lo aprecia. A medida que vamos agrandando la pantalla sigue habiendo 1080 píxeles, pero en un espacio más grande, por lo que cuando llegamos al proyector (supongamos 120cm de ancho) cada píxel mide (1200mm/1080) 1,11mm. Eso ya sí lo vemos, se aprecia, y es lo que llamamos píxeles como puños.

Con las imágenes impresas pasa exactamente lo mismo (los llamamos puntos en vez de píxeles). Elegir un tamaño inadecuado puede hacer que nos encontremos con imágenes «pixeladas» y una vez que está impreso ya no tiene arreglo. Por eso es tan importante conocer estos conceptos, para no liarla a la hora de mandar cosas a imprimir o preparar alguna imagen para redes sociales.

Bueno ya no os aburrimos más, esperamos que hayáis aprendido algo y si seguís teniendo alguna duda ¡podéis contactarnos cuando queráis!

Divagaciones varias

Logos de coches
Logotipos de coches (2)
Pixeles y puntos por pulgada
PPI o DPI. ¿De qué hablas?
Evolución de logos
Evolución de logos
Tipos de tipos
Tipos de tipografías
Logotipos de coches
Logotipos de coches
Anatomía de las letras
Anatomía de las letras
Origem del lorem ipsum
Lorem ipsum, el origen
Tipos del logos
Tipos de "logos"
web-negocio
Por qué necesitas una web de tu negocio
tamanos-papel
Tamaños estándar de papel

La CaneLetter

Estate atento que a veces mandamos promos, ofertas o recursos para tu empresa por la face. ¡Y no molestamos mucho!

A parte de contar cosas interesantes también sabemos llevarlas a la práctica. ¿Tienes algo en mente?